Tratamientos Ecológicos del Agua de Piscinas, S.L. | TEAP

Saliclor Serie L®

Sistema de cloración salina

 

img

 

 

Descarga de fichas técnicas

 

 

Para visualizar estos documentos es necesario tener instalado un lector de documentos pdf.

» descargar lector pdf

Equipos de cloración salina para piscinas Saliclor Serie-L

 

La gama de sistemas de electrolisis salina doméstica “SALICLOR Serie L” es la mas adecuada para piscinas privadas de entre 30 m3 y 180 m3.


Esta gama la componen cuatro equipos:

 

Desarrollamos y diseñamos además equipos industriales a medida de depuración por cloración salina para el tratamiento de piscinas y depósitos entre 200 y 800 m3 de capacidad.

 

Consúltenos sin compromiso la solución más adecuada a su instalación.

 

 

Descargue aquí nuestro catálogo de equipos (PDF 9MB) »

 

Nuestros sistemas de electrolisis salina constan, fundamentalmente, de dos partes. La unidad de control y la célula de electrolisis.


Unidad de control


En ella se conjuntan la fuente de alimentación y el microprocesador integrado.


En este momento, la variación en la capacidad de generar gramos de gas cloro por hora de funcionamiento de un equipo de cloración salina de los existentes en el mercado es mediante dos métodos, o variando la intensidad o variando el voltaje.

 

imagen célula electrolítica

El problema de estos dos métodos es que son ajustes electro mecánicos y que pueden producir descompensaciones en el rendimiento óptimo del equipo y causar una disminución en la duración de los electrodos de titanio.


Nuestros equipos varían su producción de gramos de gas cloro por hora de funcionamiento mediante la programación de el microprocesador y por tiempo de producción en unidades horarias. De esta manera, los equipos salen ajustados de fábrica para que su rendimiento eléctrico sea óptimo en todo momento.


Veamos un caso práctico:


Tenemos una piscina de 45 m3 que tiene instalado un equipo SALICLOR-L50 (12 g/h de producción óptima). La piscina necesita 10 horas de depuración al día y decidimos que la cantidad necesaria de gas cloro diaria es de 60 gr. Mientras otros equipos estarían funcionando a medio rendimiento durante 10 horas y produciendo 6 gramos por hora, nuestro L12 funcionaría a rendimiento óptimo 30 minutos de cada una de las 10 horas.


Este funcionamiento intermitente, mejora la desinfección y prolonga la vida de el equipo y sus electrodos.
La fuente de alimentación de nuestros equipos consta de una etapa de potencia conmutada, lo que elimina los picos de voltaje y aumenta la vida media de los electrodos, y de un inversor de polaridad.


El inversor de polaridad entra en funcionamiento periódicamente para cambiar la polaridad de los electrodos de titanio. Esta inversión de polaridad convierte la célula de electrolisis en “autolimpiable”, ya que impide el depósito de cal en los electrodos, reduciendo considerablemente la necesidad de mantenimiento de la electrolisis salina.


El microprocesador integrado de la serie L de SALICLOR es el mas completo y avanzado del mercado.
Aparte de gestionar eficazmente la etapa de potencia y la producción de gas cloro de la célula electrolítica, nuestro microprocesador es el único en el mercado capaz de detectar la cantidad de sal disuelta en el agua de la piscina (con un margen de error de -+ 0,4 gr. /litro).


Otros equipos solo indican si hay suficiente sal en el agua. El nuestro indica cuanta sal hay y, además, si el nivel de sal en agua es inferior a 3 gramos por litro (lo que dañaría seriamente los electrodos de titanio si se mantiene en marcha) detiene la producción de gas y avisa de la necesidad de reponer sal en el vaso de la piscina.


Nos queda solo por reseñar que nuestra unidad de control, a pesar de su alto rendimiento y avanzada tecnología, es extremadamente compacta (tiene el tamaño de un folio A4 y un peso de 2 k.) y que la pantalla LCD retroiluminada y los controles digitales se encuentran en la parte superior. Todo esto la hace muy adecuada para las nuevas unidades compactas enterradas de depuración.


Célula de electrolisis


imagen célula electrolíticaSi la unidad de control es el cerebro y el corazón de el sistema, la célula de electrolisis bien podría ser considerada sus piernas.La célula de electrolisis se compone de electrodos y de carcasa.


Los electrodos de todos los equipos SALICLOR van un paso mas allá que los de sus competidores en el mercado con nuestra tecnología de “Placa de malla expandida” de titanio de 1,8 mm de espesor y con recubrimiento de Rutenio-Iridio.


Esta tecnología conjuga la eficacia y versatilidad de los antiguos electrodos de “rejilla” con la durabilidad (10.000 horas de funcionamiento garantizado) de los electrodos de placa utilizados por el resto de los fabricantes de sistemas de electrolisis salina en la actualidad.


Además, y como elemento de seguridad añadida, nuestros electrodos no presentan bornes de conexión eléctrica visibles. Para ocultarlos se utilizan dos resinas “Epoxi” (una de anclaje y otra de aislamiento). Este proceso reduce considerablemente los riesgos eléctricos que podemos encontrar en un medio tan húmedo como es el de las depuradoras de piscinas.


La carcasa de nuestra célula de electrolisis se compone de dos piezas de plástico ABS de 8,5 mm de espesor que, una vez instaladas, aguantan una presión de agua de 7 kg/cm2 .


Todas las carcasas de equipos domésticos, similares en precio a la Serie L de SALICLOR, están fabricadas con metacrilato (o similar) de 2 ó 3 mm y la presión máxima que pueden aguantar es de 1 kg/cm2.


En términos prácticos, el que nuestra carcasa sea 7 veces mas resistente a la presión, implica que es siete veces menos probable que rompa (o  se raje al caer al suelo por accidente),  o que presente fugas de agua.
Otro detalle interesante de nuestra carcasa es que las bocas de conexión tienen un diámetro interior de 50 mm y un diámetro exterior de 63 mm.

 

La totalidad de la tubería utilizada en grupos de depuración de piscinas es o de 50 mm o de 63 mm. El hecho de que se pueda utilizar cualquiera de las dos medidas para conectar nuestra célula sin necesidad de utilizar “reductores”  simplifica notablemente su instalación.


¿Y por que la carcasa en dos piezas?


El que sea de dos piezas permite que el ajuste final de la conexión se haga deslizando las dos piezas de la carcasa en lugar de tener que volver a tirar la tubería o “forzar” la ya instalada para que ajuste.


Además, permite adecuar la instalación a cualquier espacio o situación ya que se puede girar de 0º a 180º.
Una vez tengamos la posición adecuada para cada instalación de las dos piezas, solo queda pegarlas con pegamento para PVC standard  para que quede sólida como una roca.

TEAP, S.L. / Calle Cubas, 10 P.I. Ventorro del Cano 28925 Alcorcón (Madrid) / Tel. 91 632 39 33 - Diseño+Desarrollo+SEO: Alfonso Marcos Vidal do O