Tratamientos Ecológicos del Agua de Piscinas, S.L. | TEAP

Control de pH

 

Ya hemos explicado la importancia de completar cualquier sistema de electrolisis salina con un control automático de pH.


En el mercado se pueden encontrar una gran variedad de equipos que llevan a cabo dicho control. Consisten en una pequeña bomba (peristáltica o de impulsos) a las que se le ha añadido un microprocesador y una sonda de lectura de pH.

sonda redox y ph


Dicha sonda mide el pH del agua de la piscina y envía la lectura al microprocesador, que a su vez comanda a la bomba para que dosifique el reductor de pH (generalmente ácido clorhídrico diluido) hasta que la sonda detecte que el pH del agua es el adecuado.


Funcionan muy bien y son totalmente recomendables pero tienen un problema. Son caros. El mas barato puede costar 550 € mas instalación.


También se pueden encontrar en el mercado cloradores salinos que llevan incorporado la bomba (generalmente peristáltica) y el controlador de pH. También  funcionan bien pero, a nuestro modo de ver, su uso no es recomendable por que tienen dos inconvenientes.

 

  • El primero es que, al tener incorporada la bomba, la garrafa de ácido clorhídrico tiene que estar situada verticalmente justo debajo de la unidad de control de el clorador salino y los circuitos electrónicos de estos equipos aguantan muy mal los vapores corrosivos y acaban estropeándose.
  • El segundo es que, al tener incorporada la bomba, y al ser esta, generalmente, de no muy buena calidad, cuando se estropea la bomba se estropea todo el sistema y hasta que el equipo no es reparado por la asistencia técnica del fabricante (generalmente situada en Australia) nos quedamos sin clorador salino.

 

A nosotros siempre nos ha interesado que nuestros sistemas de electrolisis estén acompañados de un control automático de pH por lo que nuestro departamento de I+D se puso a buscar una solución. Una solución tanto al problema de el coste elevado de los equipos independientes como al problema de los problemas técnicos y el coste elevado de los equipos integrados.


La solución resulto no ser tan complicada como creíamos que iba a ser. Consistía en integrar al clorador salino solo el microprocesador y la sonda de lectura de pH.

 

La unidad de control de la Serie L de SALICLOR esta capacitada para conectarle cualquier sonda de pH del mercado con conector BNC y para decidir (mediante programación digital) cuando es necesario dosificar el reductor de pH.


Esto dejaba el problema de cómo dosificar dicho reductor. La solución encontrada por nuestro departamento de I+D es ingeniosa y confiere al equipo una gran versatilidad.

 

La unidad de control permite que se le enchufe una bomba de dosificación (Cualquier bomba) y cuando es necesario la bomba dosifique el reductor de pH provee a dicho enchufe con una corriente continua de 220 v y la bomba empieza a funcionar.


Cuando la sonda de lectura de pH detecta que el pH de el agua es el adecuado, la unidad de control corta la corriente de la bomba.


De esta manera la garrafa de ácido clorhídrico no se encuentra directamente debajo de el clorador salino (lo que elimina el riesgo de corrosión de los circuitos) y si la bomba de dosificación se estropea la piscina no pierde el sistema de electrolisis, solo pierde la bomba.

 

TEAP, S.L. / Calle Cubas, 10 P.I. Ventorro del Cano 28925 Alcorcón (Madrid) / Tel. 91 632 39 33 - Diseño+Desarrollo+SEO: Alfonso Marcos Vidal do O